Con un buen fajo de billetes el chico sale cámara en mano para captar a alguna zorra de la calle que ceda su coño al dulce placer del sexo, siempre a cambio de una suma de dinero. El chico coge a una preciosa rubia que aprovechaba para tirar la basura y se va a encontrar con la posibilidad de poder pagar el alquiler varios meses, siempre a cambio de dejarse cabalgar el coño en un parking.

⇓ Descargar Vídeo HD