Sin duda tener una buena cara, un par de tetas enormes y un culo como el de Sienna West es algo que ayuda en el porno, y mucho. Son de esas actrices exclusivas capaces de aguantar una legión de pollas follándosela sin ton ni son, disfrutando hasta el último segundo de el placer y extrayendo hasta la ultima gota de semen de cualquier hombre. Pero lo mejor de esta morena es que es adicta a los cunnilingus, por lo que no duda en plantar el coño para que sus compañeros se deleiten comiendo un buen coño.

⇓ Descargar Vídeo HD