Una latina viciosa ha quedado con su amigo para disfrutar de una tarde de sexo sin compromiso, dejándose llevar por la enorme polla que le causa casi la obligación de hacerle una mamada. La chica, una morena caliente dispuesta a todo se deja penetrar por su amigo quien loco de placer no para de follársela hasta el final, corriéndose en la boca de la preciosa guarra latina.