Pese a parecer una jovencita universitaria inocente la verdad es que la rubia es toda una experta en follarse a todo aquel que tenga una buena polla para saciar su coño, y es que la chica tiene una cara de angelito de cara a sus padres y conocidos para dejarse llevar en cualquier chalet privado por el chico que tenga suficientemente dinero para satisfacer sus caprichos.