Dos parejas tras disfrutar de una sesión al aire libre de ejercicio deciden irse a casa para comer, aunque no va a ser comida precisamente puesto que las dos zorritas tienen claro que lo que buscan es la polla de los chicos, que dará comienzo a su primera experiencia swinger intercambiando las parejas y sobre todo, dejándose llevar por el dulce morbo de verse folladas por otro chico que no sean sus novios.

⇓ Descargar Vídeo HD