La novia de su hijastro le acababa de dejar y llevaba unos días que no quería ni comer de lo deprimido que se encontraba. No sabía ya como levantarle el ánimo hasta que se encontró a solas con él y al verle tumbado en la cama pensativo y mirando a las musarañas decidió darle un soplo de aire a su mente bajándose las bragas para darle una alegría que le quitaría la depresión de golpe con un polvazo que jamás olvidaría de parte de su madrastra.

⇓ Descargar Vídeo HD