La chica acepta el reto de intentar ganar a su amigo al billar. Si esta pierde deberá dejarse follar por la polla de su amigo, en caso contrario este deberá pagarle una cena. De forma evidente el chico gana gracias a su especial mano con dicho juego, que le proporciona el momento ideal para disfrutar del coño de su amiga y la posibilidad de deleitarse con el mejor polvo de su vida.

⇓ Descargar Vídeo HD