La madrastra estaba buscando la situación ideal para conseguir encontrarse a solas con su hijastro, quien no se espera la proposición que le va a hacer la madurita. Con tal de suplir su necesidad sexual debido a la impotencia de su padre, la preciosa morena no será infiel siempre y cuando el chico supla el puesto de su padre, por lo que el chico, sin posibilidad a negarse finalmente se deja llevar y le pega una buena follada a la zorra.

⇓ Descargar Vídeo HD