Recién fugado de la carcel el chico entra en casa de su exnovia para recordar viejos tiempos donde disfrutaba con su coño húmedo. La zorrita, en vez de asustarse por la llegada se deja llevar por el morbo de la situación a sabiendas de que su exnovio va a entregarle el mejor polvo de su vida gracias a la enorme polla que tiene.

⇓ Descargar Vídeo HD