Después de estar todo el día trabajando en los viñedos, la pareja decide darse un descanso e irse a comer, aunque el chico, al observar el tremendo cuerpo de la jovencita morena no duda en lanzarse antes a intentar disfrutar de su coño y de sus tremendas tetas, algo que la chica acepta para relajarse un poco y finalmente terminan los dos follando como locos en el comedor antes de la comida.

⇓ Descargar Vídeo HD