Una amiga ha invitado a dos chicas a pasar unos días en su casa de verano, y aunque ella no esta les ha permitido disfrutar de todo gratuitamente. Las chicas, curiosas por encontrarse ante tanto lujo se dan de bruces contra una caja en cuyo interior se encuentra un consolador, el pretexto ideal para degustar entre ellas una fantasía lésbica con unos cunnilingus muy húmedos.

⇓ Descargar Vídeo HD