Si te digo que esta rubia es excesivamente puta no te lo digo por maldad o porque la mujer me haya echo algo malo, lo digo simplemente porque hay que ser muy putón para follarte a otro hombre en las narices de tu marido, dándote igual lo que pueda pensar. Por suerte para la putilla, el hombre era de lo más liberal y tranquilamente se sumó a la fiesta, folló y se piró.

⇓ Descargar Vídeo HD