El encargado de esta lavandería llevaba unos días amargado porque le estaban robando ropa sin darse cuenta, por fin un buen día pillo al ladrón con las manos en la masa, que era una hermosa asiática que aprovechaba su buena presencia para que nadie se percatase del delito. El hombre al pillarla le dio una dura lección a base de pollazos…

⇓ Descargar Vídeo HD
Etiquetas: ,