La chica acude a un spa para recibir un masaje a su maltrecho cuerpo, que tras toda la semana de nervios, gimnasio y estrés necesita relajarse, por lo que acude a su amigo quien con sus expertas manos deleita a la chica entre caricias, que termina finalmente excitada y abierta de piernas, dispuesta a recibir la polla de su masajista.

⇓ Descargar Vídeo HD