Colegiala y alocada, la preciosa rubia se dirige a casa tras un día en la Universidad con su chofer, quien se encarga de conducir el coche de su familia. La chica decide que ha llegado el momento de disfrutar de la polla del chofer, quien tras año de servicios a su familia por fin puede darse el gustazo de recibir una paga extra en formato follarse el coño de la hija del jefe.

⇓ Descargar Vídeo HD