El chico aprovecha sus conocimientos de poker para plantearle el reto a la jovencita rubia, si él gana, dejará que le folle el coño y disfrutara de una mamada, si por el contrario gana ella hará lo que quiera, aunque es evidente que la partida dura poco puesto que el chico le gana en un par de manos y baja sus pantalones para mostrar un enorme rabo que pone cachonda a la chica, lanzándose al disfrute con una buena sesión de sexo.

⇓ Descargar Vídeo HD