La chica acude al medico por una extraña sensación que recorre su coño, dejándoselo completamente húmedo y siempre caliente, algo que el doctor diagnostica como un coño caliente, y para conseguir aliviarlo decide aplicarle una inyección en forma de polla, la cual entrará hasta lo más profundo de su coño, calmando y aliviando sus síntomas y dejándose llevar hasta el dulce orgasmo gracias al buen doctor.

⇓ Descargar Vídeo HD