La nueva sirvienta esta completamente sorprendida de su nueva casa, una mansión grandiosa que deja a la chica completamente cohibida, pero dispuesta a disfrutar de los pequeños placeres que le aguardan, pues un delicioso baño se toma nada más llegar, aunque ya tiene su primera tarea para cumplir: dejarse follar por su jefe, quien al verla por primera vez disfruta de su hermoso cuerpo, que no dudara en follar incluso analmente, con tal de darle una bienvenida muy calida.

⇓ Descargar Vídeo HD