Dos zorritas muy viciosas han decididir cumplir su fantasía sexual desde que eran jovencitas. Se dirigen al gimnasio para asistir a su sesión con el entrenador personal, un chico guapo y musculado que capto la atención de las dos chicas, que tras un rato deciden lanzarse a la polla del chico, que se queda sorprendido pero se ocupa de dejarse hacer, pues lo primero que hacen es una mamada a dos bocas con la intención de excitarlo y que finalmente consigan lo que quieren, probar en sus coños la rica polla del entrenador.

⇓ Descargar Vídeo HD