El chico quiere darle un dulce despertar a su novia, por lo que comienza a subir lentamente hasta su coño, donde se parará a hacerle un húmedo cunnilingus, con paciencia y despacio para que la chica tenga un dulce despertar, encontrándose totalmente excitada al ver a su novio como se entrega a darle placer y agradecida, se lanza a hacerle disfrutar del mejor sexo matinal que pueda con todas la ganas.