Los berridos de dos chicas en la habitación de un hotel provocan que el vecino, quien intenta descansar tras un duro día de trabajo pique a la puerta para darles una reprimenda, aunque se encuentra con dos chicas borrachas y que al ver al chaval, deciden darse el gustazo de follárselo entre las dos, algo que sin duda hace cambiar de parecer al chico quien con su polla se entrega a taladrar el coño de las dos borrachas.

⇓ Descargar Vídeo HD