Aprovechando el descanso que les ha dado el jefe al botones, a la sirvienta y a la camarera, estos deciden darse el dulce placer de ir al cuarto de los trastos para deleitarse en un trío salvaje, lleno de morbo debido a las dos zorritas que se encuentran llenas de lujuria y con ganas de entretenerse un rato con la polla del botones, un chico con mucha suerte.

⇓ Descargar Vídeo HD