Una chica mala ha decidido hacer novillos en la escuela, y suerte que esta el vigilante de pasillos para evitar que la chica se pierda la clase. Al resistirse a entrar en clase el vigilante decide aplicar la pena máxima de castigo, follándosela en un cuarto y demostrando que cada vez que rompa las normas, recibirá un buen par de pollazos en la cara de guarra.

⇓ Descargar Vídeo HD